+
El recién nacido
+
Evolución física y psicológica
+
Alimentación
+
Actividad física
Actividad física en edad pre-escolar
Actividad física en edad escolar
+
El sueño
+
Prevención
+
Higiene infantil
+
Primeros auxilios
 
 
Que contengan el texto
Comunidad Autónoma
Tipos de Recurso
 
 
 
 
   Infancia
 / 
INFANCIA
 / 
Actividad física
 
+  

Actividad física en edad escolar

  ¿Quieres compartir esta información?

Los niños de edades comprendidas entre los 6 y 12 años son considerados pre-púberes, porque en general no han comenzado el desarrollo hormonal que caracteriza a la adolescencia y culmina con la adultez.

Si bien entre los 6 hasta los 12 años ocurren importantes cambios, hay dos características que no se modifican: que son niños y que necesitan moverse para estar saludables. Este último punto es muy importante si consideramos que algunos trastornos de la salud están directamente asociados a la falta de movimiento.

En las últimas décadas los hábitos y estilos de vida de los niños y niñas han cambiado radicalmente. Si antes los más pequeños destinaban una buena parte del tiempo a actividades dinámicas al aire libre, ahora dedican muchas horas a actividades mucho más sedentarias, como mirar la televisión, jugar en la consola o chatear con sus amigos a través del ordenador. Es conveniente aclarar que estas actividades no son malas en sí mismas; lo malo es el uso abusivo e irracional que se hace de ellas, que además en la mayoría de los casos quita tiempo a esas actividades más dinámicas imprescindibles para nuestra salud. Como consecuencia de estos hábitos sedentarios en los últimos años ha llamado la atención la aparición, cada vez más temprana, de enfermedades que antes estaban reservadas para las personas mayores.

Subir
 

Tiempo de moverse, no de competir


Entre los trastornos derivados del estilo de vida los más visibles son el sobrepeso y la obesidad. Ambos trastornos se caracterizan por un desequilibrio entre el ingreso de calorías en el cuerpo provenientes de los alimentos y el gasto de calorías a través de la actividad física. Claramente, con niños sentados muchas horas frente al ordenador o la TV es fácil desequilibrar la balanza de la energía hacia el lado de la acumulación.

Generalmente, los padres y las madres solemos pensar que practicar deporte es el camino para que el niño o niña con sobrepeso recupere su peso adecuado. Y al apuntar a los pequeños a alguna actividad física deportiva, por lo general, elegimos aquellas que están más disponibles o que tienen un menor costo. Y aquí suele aparecer un problema: muchas veces al llevar al niño o niña a practicar actividades deportivas se le está introduciendo, sin quererlo, en el mundo de la competencia y la exigencia del rendimiento. Moverse es algo natural en los niños, pero la exigencia de un rendimiento deportivo no lo es.

Cuando la iniciación deportiva se realiza prematuramente, antes de lo recomendado, en lugar de servir para desarrollar una vida activa suele producir un abandono precoz del deporte y, en muchos casos, la mala experiencia deja una huella que persiste durante mucho tiempo.

La recomendación es clara: en los primeros años de la vida escolar conviene que los niños y las niñas desarrollen el hábito de moverse, estar activos, pero eso no significa que tengan que participar de actividades deportivas competitivas. Por eso, se recomienda que en esta etapa elijan actividades lúdicas y recreativas, con cierta participación de componente agonístico (el oponente en un juego) pero sin la tensión que significa esperar un resultado. La actividad física en estas edades debe servir para afianzar los dominios básicos de movimiento, como correr, saltar y lanzar, pero también para aceptar al otro como un compañero necesario del juego (y no como un enemigo). También debe servir para reconocer que existen reglas de juego que deben ser respetadas, y que cuando no se respetan todos se perjudican.
Subir
 

Consejos para la iniciación deportiva


A continuación, se enumeran una serie de consejos que deben tener en cuenta los padres y madres a la hora de ayudar a sus hijos e hijas a elegir dónde iniciarse en la práctica deportiva.

  • Hable con ellos y conozca cuáles son sus intereses y expectativas. Respetar la voluntad, los gustos y las curiosidades es muy importante para mantener la motivación de los más pequeños. Cuando acuden a disgusto a un centro deportivo, tienen grandes posibilidades de abandonar rápidamente esa actividad.
  • Visite previamente el centro deportivo y averigüe quién está a cargo de las actividades. Prefiera siempre lugares con personal responsable matriculado, o bien con líderes de reconocida experiencia en el trabajo con niños. Es común encontrar a ex deportistas que se hacen cargo de un deporte infantil solo por el hecho de haber practicado ese deporte; otras veces, padres con buena voluntad pero, sin conocimiento del manejo de actividades infantiles,  se encargan de las mismas.
  • Fomente la participación en grupos multideportivos. Estos grupos brindan diferentes experiencias motrices y de intercambio grupal. La participación en muchos deportes tiene al menos dos ventajas: estimula diferentes destrezas motrices y evita la especialización prematura.
  • Es bueno que tengan experiencias motrices y/o deportivas en diferentes ambientes y entornos. La natación, los parques naturales, los centros deportivos, los cursos de agua, visitar diferentes regiones… todo ello enriquece enormemente las vivencias lúdicas y deportivas.
  • No exija un rendimiento deportivo en función de los resultados. Esta es una buena etapa para aprender que el deporte es un bien en sí mismo, y que practicarlo con otros es suficientemente gratificante como para esperar recompensa sólo con la victoria. Cuando se divierten participando los niños se olvidan del resultado final, y esto es lo mejor que puede ocurrir en esta etapa de la vida.
  • Prefiera los deportes de conjunto antes que los individuales, y los de técnicas abiertas sobre los de técnicas cerradas. Por ejemplo, el fútbol es de técnicas abiertas, porque es lícito golpear la pelota con cualquier parte del cuerpo y sin respetar una técnica definida; en cambio, el vóley es cerrado, porque hay que golpear la pelota de cierta manera y no de otra. Cuanto más libertad de movimientos y técnicas, mejor para el niño.
Subir
 

El valor del deporte


Un aspecto muy positivo de la práctica deportiva es que el niño se rodea de pares que provienen de otras escuelas y otros barrios, agrandando el círculo de amistades con las cuales interactúa. Generalmente, los niños y niñas (y los adultos también) que practican deportes son personas más sociables, que tienen diferentes grupos de amigos.

La práctica de deportes infantiles sin exigencias de rendimiento es, además, un apoyo para el proceso educativo y la escolarización adecuada. Está demostrado que los niños y niñas que practican deportes y se divierten jugándolos suelen concentrarse más en la escuela y tienen un mejor rendimiento intelectual. Existen experiencias muy ricas con niños con trastornos de la conducta que mejoran sustancialmente cuando comienzan a prácticas deportes.

Recuerde que el deporte es sólo un aspecto de una vida saludable. Para alcanzar el desarrollo pleno de las capacidades y la mejor calidad de vida, es importante que los niños y niñas incluyan en su vida cotidiana otras actividades físicas no deportivas, como disfrutar de una alimentación saludable, vivir en un ambiente libre de humo, no estar expuesto al consumo de alcohol, tener una vida social plena de acuerdo a su edad y etapa evolutiva y hacer un uso racional de la televisión y el ordenador.
Subir
 

Para tener en cuenta


Si su hijo o hija padece algún grado de sobrepeso, sufre alguna alteración metabólica o tiene alguna necesidad especial que pueda ser abordada desde la actividad física, es conveniente que consulte a su médico y se contacte con un profesional de la actividad física para definir un plan específico para atender a esas necesidades. En estos casos, la práctica deportiva puede ser una alternativa, pero también podría haber otras actividades más específicas y adecuadas.

Subir
 
Para saber más
Los niños y niñas cada vez tienen una vida más inactiva. En esta guía, dirigida a padres y madres, se explica qué es ser activo, qué beneficios conlleva para la salud, cómo serlo y cómo influir para que nuestros hijos e hijas lo sean. Además, se señala además de la actividad física, una vida saludable también incluye la dieta sana, la higiene y el sueño regular.
Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Oficina de Información y Atención al Ciudadano. Dirección: Paseo del Prado, 18-20, planta baja, esquina con Lope de Vega. 28014 Madrid.Teléfono: 901 400 100. Correo electrónico: oiac@mspsi.es
Folleto que ofrece consejos e ideas para fomentar la actividad física en los niños y niñas desde la infancia a la adolescencia.
Servicio Catalán de la Salud (CatSalut). Trav. de les Corts, 131-159 (edificio Olimpia), 08028 Barcelona (Barcelonès). Teléfono: 934 038 585. Email: catsalut@catsalut.cat. Sanitat Respon 24 hores: 902 111 444.
Publicación desarrollada en el marco de la Estrategia NAOS, del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Esta guía ofrece 12 consejos sencillos para adoptar un estilo de vida saludable en materia de alimentación y actividad física.
Subir
Enlaces de interés
Elaborados por los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos.
Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.
Subir
Redacción : Prof. Gabriel Tarducci. Director del Área de Actividad Física y Balance Energético del Programa de Prevención del Infarto en Argentina (PROPIA – Universidad Nacional de La Plata, Argentina). Docente del Máster en Actividad Física y Salud (Universidad de A Coruña).
Revisión : Dra. María García-Onieva Artazcoz. Doctora en Medicina y Cirugía. Especialista en Pediatría.
Fecha Creación : 10/01/2011
 
+

Destacados

 
 
 
 
 
 
 
 
>  Qué es Salud en Familia   >  Quienes somos    >  Consejo asesor
Diseño web por Factoría de Innovación    © 2011 Fundadeps. Todos los derechos reservados       >  Política de privacidad   >  Política Editorial   >  Publicidad